Nela Brito

Maria Nela Brito Díaz, Nela para los amigos, nació en Todoque, los Llanos de Aridane en 1944.
Los que nos lleva a hablar de ella, es su dedicación plena a las tradiciones y costumbres de su tierra manteniendo viva la tradición de realizar sombreros de colmo, término empelado en La Palma para denominar la paja del trigo o del centeno.
Desde muy pequeña, Nela hereda de su madre Gregoria el legado de lo artesanal, trabajando en la seda, la cochinilla, el pastoreo y por último el arte de crear sombreros a partir del Colmo.
El colmo, es un material delicado y que necesita paciencia, pues desde su siembra hasta su recogida tarda seis meses, luego la ciega y el secado alargan cada obra en un año.
Otro material utilizado es La Palma, esta ya ha desaparecido, pues para obtener este cogoyo de palmera es necesario permisos especiales que no todos pueden obtener.
A principios del siglo XX, cada artesano era maestro de una obra diferente y se intercambiaban los productos sin costo alguno, era esta, una vida sosegada con contratos de mano y mirada.
Hoy las cosas han cambiado, la juventud no se integra en estas culturas tradicionales, abandonan la dureza del campo.
Nadie comprende el trabajo y sufrimiento que hemos de dedicar a esta labor, los precios están muy por debajo de su costo real, pero si no lo hace así, "no vendes", pues el que no se entiende es como el que no sabe. Nadie vive de la artesanía Palmera, todos miran, pero pocos compran.
Muchos artesanos, han dejado de lado esta labor centenaria por lo temas burocráticos a la hora de exponer pues el Cabildo cada día exige más y la colaboración es nula.
Desde muy temprano debes de tomar transporte público para trasladarte desde cualquier punto de la isla a la ferias, no recibimos ni una botella de agua por estar en el stand diez horas al día, esto ha hecho que muchos artesanos abandonen estas tradiciones.
Nela, es de esas personas que cuando estás frente a ella, trasmite serenidad, amistad y profesionalidad.
!! Gracias Nela por transmitirnos tus conocimientos "

Volver